Consejos antes de empezar a construir en tu terreno

Compraste tu propio terreno y vino con una bolsa de emociones y expectativas. Variedad de croquis y Post-it adheridos a la heladera comienzan a recordarte las tareas a seguir: llamar al arquitecto, pedir referencias, consultar precios, etc. Sobran ideas, recomendaciones y puntos de vista, pero hay algo que muchas veces falta: organizar las prioridades.

En este primer post queremos dejarte algunos consejos en torno a este tema, la mayoría de los cuales fuimos recolectando de la experiencia que nos contaron muchos de nuestros clientes.

1. Diseñá e invertí en zonas verdes

Dependiendo de la ubicación y el estado de tu terreno, lo más probable es que necesites incorporar árboles y plantas, y no sólo por estética sino también por la influencia y beneficios que tienen a largo plazo, especialmente en la época veraniega. Si ya tenés instalación de agua, podés diseñar una sencilla manguera con goteros y dejar la canilla abierta al mínimo para asegurar que la tierra se mantenga con la humedad necesaria.

2. Nivelá la superficie donde vas a construir

Haciendo esto no solo vas a mejorar el impacto visual que produzca tu casa, sino que también evitar inundaciones cuando diluvien grandes caudales de agua, y aislar mejor la humedad proveniente del suelo.  

3. Designá un lugar para el obrador

Parece una tontería, pero no lo es. Tener un espacio para el obrador resulta muy conveniente para mantener el orden general, controlar el stock de materiales y el estado de las herramientas durante todo el proceso de obra.

4. Consultá un arquitecto o profesional de la construcción

Una consulta con el arquitecto no siempre terminará en un plano o significará determinar el inicio de la obra. Por el contrario, se asemeja más a una consulta con tu profesional médico de confianza, quien con una charla breve puede brindarte soluciones muy significativas.

Hay muchísimos factores que pueden hacer de tu casa un lugar mejor o peor, como ser por ejemplo, la dirección del sol y la distribución de los espacios. Un arquitecto o maestro mayor de obra es el profesional indicado para darte ideas funcionales que te permitan ampliar tu hogar en el futuro o ir construyendo en fases.

5. Acopiá material de obra

Puede que no sepas en detalle todo lo que vas a necesitar, y sin intención de desilusionarte, te vamos avisando que van a surgir muchas necesidades imprevistas. Aun así, es posible adelantar tu compra invirtiendo en materiales que sí o sí vas a necesitar, y que de sobrarte, podés cambiar por lo que necesites: ladrillos huecos y comunes, cemento, cal y áridos. De esa forma invertís seguro y te adelantás a los posibles cambios de precios que puedan surgir.

Compartir en